Últimos retoques en su hotel antes del comienzo de la temporada de verano

La temporada de verano ya casi está sobre nosotros, y realmente no hay mucho tiempo para realizar grandes cambios en el hotel, sino apenas el tiempo suficiente para efectuar algunos retoques finales o solucionar imprevistos de último momento. En este contexto, la humedad es el gran enemigo, y uno que puede hacer estragos en la economía del hotel.

Una solución rápida y eficaz para el problema de la humedad y los hongos en las habitaciones consiste en la colocación de bloques de revestimiento. En el sitio web: Leplak se pueden ver algunos ejemplos. Con esto podríamos solucionar este tema de forma más rápida y sin tener que hacer una gran inversión de dinero.

Antes del inicio de la temporada se recomienda realizar un repaso general sobre la instalación eléctrica del hotel, así como de sus servicios de wifi y cable. Esto podría ahorrarle muchos dolores de cabeza, ya que ante cualquier posible problema que se presente se puede actuar antes de que el hotel reciba las quejas de sus clientes.

Invertir en este tipo de revisiones generales puede parecer un gasto innecesario, sobre todo si aún no ha tenido problemas de consideración. Sin embargo, piense en la baja puntuación que recibiría su hotel si en plena temporada de verano comienzan a fallar sus servicios principales. De ningún modo podemos aceptar siquiera la posibilidad de que esto ocurra.

También es importante consultar con un plomero para chequear las instalaciones sanitarias de cada habitación. Si hay exceso de humedad, hongos, e incluso la presencia de moho, algo que lamentablemente puede ocurrir, se puede pensar en la instalación de placas de revestimiento para baños. En el siguiente enlace compartimos algunas opciones: https://www.leplak.com/revestimientos-banos-paredes/.

El testeo general de todas las áreas del hotel es igualmente importante, ya que nos evita tener que intervenir luego de que los problemas se manifiesten, y en tal caso ahorrar algo de dinero al tener una iniciativa más proactiva. Por lo demás, el capital más importante de su hotel es su prestigio de cara a los clientes, y eso es algo que nunca se debe tomar a la ligera.

En los tiempos que corren, los comentarios en foros y sitios web dedicados a la hotelería, así como las puntuaciones que establecen los usuarios, son asuntos sumamente influyentes a la hora de conservar el lugar que hemos ganado, o bien tirarlo a la basura por cuestiones que hubiesen resultado relativamente fáciles de solucionar.

Es decir que los últimos retoques que deban efectuarse en su hotel antes del inicio de la temporada de verano son algo más que una simple rutina que debe cumplirse, sino más bien una serie de acciones muy específicas que deben tomarse con la mayor responsabilidad posible para evitar incómodos incidentes en el corto plazo.

En este contexto, las mejores decisiones se toman con tiempo, pero incluso aquellas que se resuelven a último momento pueden hacer la diferencia en favor del cliente y de nuestro buen nombre dentro del rubro.

¡Llega el verano, a disfrutar!

Llega el verano y con éste deseado momento, las vacaciones tan ansiadas y por tanto tiempo programadas. Cuán importante es el cuidar cada detalle de nuestro viaje para que no se nos disuelva la ilusión en un solo instante por un contratiempo inesperado. Es por lo que quienes no jugamos esa ficha una vez en el año tomamos las medidas de seguridad para tener todo bajo control y que nada falle. En ocasiones nos toca hacer viajes en micros o aviones y dependiendo la distancia del trayecto nos toca una colación o comida durante el viaje. Y sobre ese punto ponemos mucha atención temiendo acerca de la calidad de lo que nos sirva, apostando que sea un menú de calidad.

En dialogo con el personal de Mastercook, una empresa con experiencia en el rubro gastronómico, nos adentramos en la importancia de cuidar cada punto en la elaboración de las viandas que serán transportadas para ofrecer a los pasajeros en viaje un servicio de excelencia.

Se debe controlar estrictamente todo lo que se ofrezca a bordo. Viandas, líquidos y cualquier colación que se sirva a los tripulantes y pasajeros. Todo debe ser filtrado y ser aprobado por los controles de calidad. Es muy importante que conserven la cadena de frio y que cumplan con las normas para ser trasladadas.

Todo aquello que se vaya a consumir debe ser fiscalizado para frenar a tiempo cualquier producto que no esté apto. Hay organismos que se ocupan de la revisión y supervisión de los productos, en sus procesos de elaboración, su envasado y fechas de vencimiento.

Hay cantidad de empresas que son contratadas para llevar adelante y cubrir las necesidades de a bordo. Estos servicios ofrecen las viandas y los planes de comidas para los pasajeros. Plantean propuestas para viajeros con necesidades especiales, y menús según la compañía contratante lo requiera. En este enlace (http://www.mastercook.com.ar/servicio-viandas) podrás ver los servicios que, por ejemplo, esta empresa gastronómica ofrece y la gama de propuesta que tienen para cubrir cada necesidad según lo demande cada cliente.

La calidad de cada uno de los productos utilizados, el proceso de elaboración, el traslado, conservación y cada uno de los pasos de esta cadena hasta que llegan a los pasajeros son de vital importancia para cuidar la salud del cliente. Hay toda una gama de bacterias y cantidad de enfermedades que pueden ser transmitidas por medio de los alimentos. Por eso es fundamental entregarnos en manos de empresas gastronómicas de calidad que nos ofrezcan las garantías y un servicio de alto nivel.

Para garantía del pasaje es exigencia que los transportes de turísticos pasen antes de salir de viaje por controles por parte de las entidades sanitarias que velan por la seguridad y la salud de cada pasajero. Se suele hacer toda clase de operativos de control y sobre todo estos se multiplican en las altas temporadas turísticas. Deben garantizar las normas de seguridad e higiene alimenticia. De no estar en condiciones decomisaran la mercadería evitando grandes consecuencias a los pasajeros que confían en su compañía de viajes.

Fundamental el contrato sellado entre la empresa de catering y la compañía turística. En ellos depositaremos toda nuestra confianza a lo hora de soñar con nuestras vacaciones tan esperadas durante tantos meses.