Buenas ideas para que el jardín de tu casa luzca como los jardines de un hotel

Como saben nuestros lectores más frecuentes, detrás de Apart Hotel hay un grupo de amigos viajeros decididos a contar sus experiencias. En esta ocasión, esta entrada surge de una anécdota en un viaje que hicimos a Villa Carlos Paz, en Córdoba. Estábamos merendando en el jardín del hotel y pensamos: ¿qué es lo que hace que los espacios exteriores de los hoteles sean tan agradable, tanto que podríamos pasar horas enteras allí? Entonces creímos que sería interesante escribir este post, con buenas ideas para que el jardín o el patio de nuestra casa –si tenemos la suerte de contar con uno- luzca como los jardines de un hotel.

Un buen primer paso es observar cuál es el mobiliario que eligen los hoteles para sus jardines. Sin dudas, optar por juegos de jardín de hierro forjado es un detalle que siempre dará un toque de elegancia, sin resignar funcionalidad y confort. Pero si vamos a los detalles, hay un factor clave para que el jardín hogareño se asemeje al de un hotel: jugar con los niveles y los espacios diferenciados.

Si observas con atención, en la mayoría de los espacios exteriores de los hoteles hay zonas bien demarcadas que, además de lo estrictamente visual, definen las actividades que se realizan en cada sitio. Optar por desniveles (algunos sectores más elevados que pueden conformarse pisos de madera o bien con piedras) es un camino ideal para lograr nuestro objetivo. Otra buena idea es elegir un elemento que una a estos “ambientes”, quizá un camino con baldosas de cerámica.

Resultado de imagen para hotel con jardin

Otro elemento muy usual en los jardines de hotel es una fuente de agua, aunque no es necesario que sea muy grande o que se encuentre en un espacio muy protagónico. Puede lucir perfectamente junto a sillones de hierro forjado o cerca de un muro con plantas. Y además de ser bonito, llevará a tu jardín el espíritu del viajero: bastará con cerrar los ojos, concentrarse en el arrullo del agua, y recordar esos días que tanto has disfrutado en uno de los hoteles que has visitado.

Si el jardín o patio de tu casa dispone de espacio suficiente, otra excelente alternativa para emular las características de los espacios exteriores de hoteles es colocar una pérgola para conformar una suerte de galería en la cual se puede pasar buena parte del tiempo a resguardo de los rayos del sol. Por lo demás, permitirá también disfrutar del jardín en los días de invierno o las jornadas lluviosas. ¡Cuántas mañanas y tardes de lluvia hemos pasado jugando a las cartas en el espacio techado de un jardín de hotel!

Retomando la idea de generar zonas diferenciadas, una muy buena opción es crear un espacio destinado al más puro relax. Sólo es cuestión de diseño: puedes colocar junto a los sillones de hierro (recomendamos este material y no los muebles de plástico, si quieres emular el jardín de un hotel) algunos cojines, un puf, quizá una hamaca paraguaya colgante. Es ideal en este espacio colocar pisos de madera, que se colocan en forma sencilla, son fáciles de mantener y además no son muy costosos.

El último truco que compartiremos es uno que hemos advertido en las horas nocturnas. ¿Has notado que los jardines de hoteles se destacan en las noches por su particular iluminación? Ocurre que mediante las luces, las cadenas hoteleras no sólo logran generar un espacio más bello y atractivo para los huéspedes, sino que también seducen a las personas que pasan por la puerta del hotel y a quienes consultan fotos del establecimiento por Internet. En tanto, la idea es utilizar la iluminación para acentuar espacios específicos del jardín.

Esperamos que este repaso, por cierto algo inusual en este portal,  haya sido de utilidad para nuestros lectores, aquellos que, como nosotros, desean recordar los buenos tiempos viajeros incluso cuando están en casa.