¿Cómo me aseguro de que mi habitación de hotel está limpia?

Cuando se es turista, la habitación de un hotel es nuestra casa lejos del hogar, por supuesto, apartando la excepción de que cientos o incluso miles de extraños de todos los rincones del mundo han dormido allí.

Es probable que el personal del hotel no tenga los mismos estándares de limpieza que tú tienes en casa. No hay duda que es bueno tener a alguien doblando las toallas y haciendo la cama mientras exploramos el mundo, pero en términos de desinfección, una cama bien hecha no equivale a una habitación de hotel limpia.

Una empresa de limpieza muy importante del país como lo es Star Union, nos explica que los gérmenes con frecuencia acechan en lugares como interruptores de luz, controles remotos de televisión, teclados telefónicos, y que las habitaciones de hotel son un nido de infección si no se limpian cuidadosamente.

¿Estás preparado para una frazada sucia, un inodoro en mal aspecto o esos montones de ácaros en tus sábanas? Sabemos que no, es por eso que hoy que te damos unos sencillos pasos para lograr una habitación de hotel limpia en tu próxima estadía.

Investiga, busca reseñas, lee opiniones.

No existen estándares internacionales para la limpieza de un hotel. El precio, la ubicación o la marca no te garantizas espacios completamente limpios. Entonces, hasta que alguna «comisión de limpieza internacional” comience a enviar funcionarios exigentes para evaluar las habitaciones en los hoteles de todo el mundo, tu mejor opción será averiguar lo que dicen los antiguos visitantes del lugar.

La mayoría de los sitios de viajes y reseñas de hoteles tienen la limpieza como categoría de evaluación. El sitio más grande de revisión de hoteles es TripAdvisor, con calificaciones de miles de hoteles, restaurantes y negocios en todo el mundo; También puedes encontrar reseñas de hoteles en los principales motores de reservas, como Booking.com, Hotels.com o despegar.

Lávate las manos

No es necesario que en esta época demos muchas explicaciones al respecto, es un hecho, hay que lavarse las manos constantemente; se ha comprobado que hacerlo con frecuencia reduce la transferencia de resfriados y virus, y evitará que las bacterias pasen, de lo que sea que esté tocando, a tu boca, ojos o nariz. Entonces, incluso si tu habitación de hotel está mal desinfectada, un buen lavado de manos mantendrá a raya los gérmenes repulsivos.

No uses la frazada

Probablemente hayas escuchado esto antes: la mayoría de los hoteles no lavan las colchas o frazadas pesadas después de cada huésped único. La frecuencia del lavado varía de un hotel a otro, por lo que si la idea de que un extraño anónimo se haya acurrucado con la manta que ahora se encuentra sobre tu cama queen te asusta, llama a tu hotel y pregunta con qué frecuencia el personal lava las frazadas o colchas.

Puedes llevar tu propia manta y evitar tener que pasar por el incómodo momento de enfrentar al personal del hotel, haciéndole la encuesta de limpieza.

Lleva toallitas

Sí, lo sabemos, estás pagando (y con propina, seguramente) para que el personal de limpieza mantenga tu habitación en orden, pero, no podemos asegurarte que todo esté lo suficientemente limpio. Así que, y si te sientes un poco incómodo en tu habitación de hotel económica o simplemente quieres ser más cauteloso; puedes limpiar las superficies que tocarás con frecuencia con algunas toallitas antibacterianas. Seguro que eso te hará sentir mejor y más tranquilo.

Los lugares más comunes para usar estás toallitas son: los teléfonos, las perillas de las puertas, la palanca del inodoro, el cubo de hielo, el control remoto y las manijas de los grifos del baño.

¡Y estás listo!

Ya con eso puedes descansar mucho más tranquilo y disfrutar plenamente de tu viaje y hacer turismo como se debe. ¡Esperamos te haya sido útil!