Soluciones audiovisuales para hoteles y casas de hospedajes

El sector hotelero enfrenta constantemente nuevos desafíos para mejorar sus servicios y lograr diferenciarse de la competencia, en un contexto en el que distinguirse se hace cada vez más difícil. Mientras que, el volumen del mercado se reduce fruto de la crisis económica y los crecimientos bruscos en el tipo de cambio, que genera a su vez, la necesidad de mantenerse actualizados para quienes se dedican al sector del turismo,

Por eso, en la entrada de este blog, nos ocuparemos de uno de los requerimientos que pueden marcar una diferencia con respecto a los colegas. Nos referimos a los servicios audiovisuales, desde las soluciones y herramientas que permiten controlar la acústica y los sonidos de un ambiente, hasta la puesta a punto de tecnologías para eventos o de espacios de recreación confortables se trata de zonas en las que brindar una oferta acorde  y moderna pueden aportar un gran diferenciador.

Es importante insistir en este recurso ya que es también un poderoso instrumento para diferenciarse del resto de las ofertas, apoyándose en un servicio que no siempre es el más destacado a simple vista, pero sin embargo, es sumamente determinante en algunos aspectos del negocio.

Fundamentalmente, para el segmento corporativo, este tipo de prestaciones relacionado con el video, la iluminación y el sonido son altamente valorados a la hora de contratar un hotel sobre otro, para la realización de un encuentro empresarial.

Por eso para los hoteles y lugares de eventos más pequeñas es una opción interesante contar con un área optimizada para esta tarea, de forma de ganar más clientes a través de la distinción de los servicios prestados.

Ofrecer las últimas tecnologías y novedades aplicables a una sala de reuniones es un plus interesante en este sentido. Esto implica identificar los mejores avances e innovaciones en el rubro, incorporar dispositivos como proyectores, smart tv o notebooks con las últimas tendencias y  considera la acústica del espacio para que las imágenes y sonidos sean contemplados y aprovechados en toda su potencialidad.

Lo cierto es que este tipo de aspectos es observado en detalles para quienes organizan reuniones, conferencias y seminarios y están a cargo de elegir un hotel o lugar de eventos sobre otro. En efecto, es este el principal punto que se prioriza en el momento de la selección del proveedor por sobre otros servicios como el de catering, la ubicación o el tamaño del hotel en sí.

Esto tiene que ver con el propósito de servirse de todas las ventajas que las modernas tecnologías y herramientas brindan. La conectividad permite establecer rápidamente comunicaciones y llamadas y con la misma agilidad compartir un video explicativo o una presentación en power point, sobre resultados específicos.

La correcta iluminación y el control de los rebotes y ecos de los sonidos en el ambiente también forman parte de los puntos que deben monitorearse para el óptimo resultado de un encuentro.

Esta misma funcionalidad puede aplicarse no solo a nivel corporativo, sino que permite a un hotel diferenciarse a través de la oferta de una sala de video o entretenimento destinada exclusivamente a los huéspedes privados, que puede incluso llegar a emular un microcine; un diferenciador seguramente interesante para quienes eligen un lugar para su estadía.