Últimos retoques en su hotel antes del comienzo de la temporada de verano

La temporada de verano ya casi está sobre nosotros, y realmente no hay mucho tiempo para realizar grandes cambios en el hotel, sino apenas el tiempo suficiente para efectuar algunos retoques finales o solucionar imprevistos de último momento. En este contexto, la humedad es el gran enemigo, y uno que puede hacer estragos en la economía del hotel.

Una solución rápida y eficaz para el problema de la humedad y los hongos en las habitaciones consiste en la colocación de bloques de revestimiento. En el sitio web: Leplak se pueden ver algunos ejemplos. Con esto podríamos solucionar este tema de forma más rápida y sin tener que hacer una gran inversión de dinero.

Antes del inicio de la temporada se recomienda realizar un repaso general sobre la instalación eléctrica del hotel, así como de sus servicios de wifi y cable. Esto podría ahorrarle muchos dolores de cabeza, ya que ante cualquier posible problema que se presente se puede actuar antes de que el hotel reciba las quejas de sus clientes.

Invertir en este tipo de revisiones generales puede parecer un gasto innecesario, sobre todo si aún no ha tenido problemas de consideración. Sin embargo, piense en la baja puntuación que recibiría su hotel si en plena temporada de verano comienzan a fallar sus servicios principales. De ningún modo podemos aceptar siquiera la posibilidad de que esto ocurra.

También es importante consultar con un plomero para chequear las instalaciones sanitarias de cada habitación. Si hay exceso de humedad, hongos, e incluso la presencia de moho, algo que lamentablemente puede ocurrir, se puede pensar en la instalación de placas de revestimiento para baños. En el siguiente enlace compartimos algunas opciones: https://www.leplak.com/revestimientos-banos-paredes/.

El testeo general de todas las áreas del hotel es igualmente importante, ya que nos evita tener que intervenir luego de que los problemas se manifiesten, y en tal caso ahorrar algo de dinero al tener una iniciativa más proactiva. Por lo demás, el capital más importante de su hotel es su prestigio de cara a los clientes, y eso es algo que nunca se debe tomar a la ligera.

En los tiempos que corren, los comentarios en foros y sitios web dedicados a la hotelería, así como las puntuaciones que establecen los usuarios, son asuntos sumamente influyentes a la hora de conservar el lugar que hemos ganado, o bien tirarlo a la basura por cuestiones que hubiesen resultado relativamente fáciles de solucionar.

Es decir que los últimos retoques que deban efectuarse en su hotel antes del inicio de la temporada de verano son algo más que una simple rutina que debe cumplirse, sino más bien una serie de acciones muy específicas que deben tomarse con la mayor responsabilidad posible para evitar incómodos incidentes en el corto plazo.

En este contexto, las mejores decisiones se toman con tiempo, pero incluso aquellas que se resuelven a último momento pueden hacer la diferencia en favor del cliente y de nuestro buen nombre dentro del rubro.