Un lugar especial para conocer: Aroma’Plantes, una destilería de lavanda.

El turismo, para algunos viajeros, resulta ser una manera de explorar nuevas experiencias sensoriales, es por eso que hoy, quisimos contarles de algún destino que pudiera trasladarlos a la paz y la tranquilidad de un lindo paisaje acompañado con descubrimientos increíbles.

No es un secreto que los aromas son de vital importancia en las relaciones humanas, y eso hace al olfato uno de los principales sentidos.

Si hay alguien que sabe de aromas y de lo que se puede hacer con ellos es Universo Garden Angels una empresa especializada en la distribución de artículos para aromaterapia. Es por ello, que no dudamos ni un minuto en consultarles; si existía algún destino turístico que expusiera al máximo las maravillas de los perfumes naturales. Y fue así como dimos con Aroma’Plantes.

Un paraíso encondido en Francia

Aroma’Plantes está justo a las afueras de Sault, en la ruta hacia Mont Ventoux. Es una granja y destilería de lavanda orgánica que ofrece una deliciosa gama de actividades, la mayoría de ellas gratuitas, y está especialmente preparada para los niños.

Está dirigido por la familia Liardet, que ha estado cultivando lavanda en la zona durante generaciones. La granja se conocía anteriormente como Ferme La Parente, pero ahora se llama Aroma’Plantes.

No solo cultiva lavanda fina, espliego y lavandín, que es el resultado del cruce natural de las dos anteriores. Además de ello, también destila esencias y aceites de docenas de otras hierbas y plantas, perfectas para la aromaterapia, que, como ya te comentamos, tiene montones de beneficios para ti. Si quieres saber más puedes visitar https://universogardenangels.com/blogs/noticias/aromaterapia-y-bienestar y conocer mucho más de los bondades de esta práctica. Te vas a sorprender.

Montones de actividades para disfrutar

La «Plantothèque», es un jardín detrás de la entrada principal y está repleto de hierbas hermosas que hacen el fondo perfecto para cualquier sesión fotográfica.

La visita a la destilería es una experiencia increíble. El mejor momento para ver el proceso y en pleno apogeo es: en julio para la lavanda y en agosto para el lavandín, aunque otras plantas y resinas se tratan allí durante todo el año.

Puedes aprender sobre el proceso de destilación, que utiliza vapor a baja presión para separar el aceite esencial intenso y concentrado. El agua ligeramente perfumada restante también se puede utilizar como agua floral.

Nada se desperdicia en la granja

Los alambiques en los cobertizos son para cultivos más pequeños. Para la cosecha de lavanda, se deben procesar rápidamente enormes cantidades de plantas, hasta cuatro toneladas. A mediados de año, se cargan un contenedor de flores, con tallos y todo, en un gran camión que luego se usa como alambique directamente.

Nada se desperdicia. Una vez que se completa el proceso de destilación, cualquier residuo, como tallos o madera, se usa para el compost o para encender las calderas.

La opción ideal

Los recorridos por la destilería son gratuitos, se realizan a intervalos regulares durante el día a conveniencia de los propietarios y duran alrededor de quince minutos. Algunos están en inglés y los cupos se deben reservar con anticipación.

Durante el período de cosecha, por una pequeña tarifa, puedes recolectar tu propia lavanda usando una hoz y técnicas tradicionales, destilarla y luego llevar la esencia a casa.

Aroma’Plantes también ofrece otros talleres sobre fabricación de jabones y motivos decorativos de lavanda tradicional. Sin duda, una opción ideal para la familia, y para conocer mucho más del origen de estos deliciosos aromas.